BALANCE DE BLANCOS

Muchas veces os habéis preguntado por unos iconos que tenéis en vuestra cámara pero ¿Para qué sirven?

Iconos que podrás encontrar en tu réflex.

Iconos que podrás encontrar en tu réflex.

Estos iconos se refieren a el Balance de blancos. Estos controlan el punto más brillante y más oscuro de los colores básicos: rojo, verde y azul, denominado RGB. Es lo que se le llama la temperatura de color.

Es decir, la luz que registra el sensor no es siempre la misma, según la fuente de luz que tengamos en ese lugar en ese momento, la luz tendrá una tendencia hacia un color determinado. Nuestro cerebro está acostumbrado a esos cambios de tonalidad. Por ejemplo, si tenemos una vaca en un pasto la vemos blanca, porque nuestro cerebro la asocia con el blanco, pero realmente esa vaca tiene unos tonos verdosos de la luz que se refleja en el pasto. La cámara tiene como el punto más blanco la luz del sol por eso al disparar si tienes que tener en cuenta esa dominancia de color en las luces, cosa que nuestro cerebro lo hace por asociación.

La temperatura de color se puede clasificar en tonos fríos y tonos cálidos. Se mide en grados Kelvin. Un kelvin equivale a – 273,15ºC.

Escala de temperatura de color

Escala de temperatura de color

Según el tipo de fuente de luz, esa luz tendrá una tendencia diferente. Os explico los cambios según temperatura de color en esta fotografía.

Transición en un día de sol de la temperatura de color en kelvin.

Transición en un día de sol de la temperatura de color en kelvin.

La luz solar tiene una temperatura de color en torno a los 5.500 kv. En la fotografía se ve como a 2000 kv la fotografía toma unos tonos azulados, un tono frío y verdoso. Al contrario que a 9000kv. El blanco se va ligeramente al amarillo. El uso de la temperatura de color incorrectamente puede hacer que nuestras fotografías no tengan el color adecuado. Esto lo suelen mirar mucho los fotógrafos de naturaleza, por su afán de conseguir el color real en los animales y entorno.

Los iconos que os pongo arriba son correcciones automáticas que tiene la cámara para contrarrestar cierto tipos de ambientes. Pero muchas veces en el ambiente se mezclan luces de diferentes colores que lo hacen casi imposible.

Aparte de estos modos semi-automáticos para hacer el balance de blancos en la cámara (en el pc lo podremos hacer en camera raw), hay diferentes opciones.

balance de blancos personalizado

Carta de grises.

Carta de grises.

Existe una opción de hacer un balance personalizado. Esta opción la tienen muchas cámaras. Te permiten hacer un balance de blancos automático a través de una fotografía realizada previamente. Esta fotografía debe ser a una carta de gris neutro o en caso de no tener, a un folio en blanco. La cámara ajusta el balance de blancos a esa fotografía y te corrige el color automáticamente. Os dejo un video de cómo hacerlo.

BALANCE DE BLANCOS MANUAL

Otra forma de hacer el balance de blancos en la cámara es de forma manual. Se representa con una “K” de icono. Tu puedes poner a cuantos grados kelvin quieres ajustar tu imagen. Este modo son para personas que ya tienen cierto control de la temperatura de color y quieren ajustar al máximo para sacar los colores lo más fiable posible.

Hay ciertos datos que te pueden ayudar a realizar el balance de blancos manual. Por ejemplo, para fotografiar de noche con las típicas lamparas amarillas de las calle, utilizar una temperatura de color en torno a 3.200 kv o para luz diurna 5.500kv.

Ya no tenéis excusas para que os salgan vuestras fotografías con tonos amarillentos, verdosos o de colores varios 😉

Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *