La sensualidad al “rojo vivo”

Hoy os presento una sesión diferente. Una sesión como bien digo en el título “al rojo vivo” ¿Por qué?

Marina bodouir-1-4

Porque buscábamos una sesión atrevida, sensual y sexy. Una sesión donde Marina se sintiera atractiva y sobre todo cómoda en lo que estaba haciendo. Porque no es fácil meterse en el ambiente de sensualidad y atrevimiento que requieren este tipo de fotografía. Necesita haber una conexión con el fotógrafo hasta el punto de intentar seducirlo. Miradas, gestos y sonrisas que necesitan salir espontáneamente para que haya naturalidad en las fotografías. Y nosotros lo conseguimos.

Marina bodouir-1-3

Tampoco fue difícil conseguir sensualidad con Marina, una chica sensual y atrevida que consiguió conquistar a la cámara de una forma fácil y casi sin dificultad. Ella es fotógrafa y sintió en sus propias carnes lo que es ponerse delante de la cámara y notar esa tensión que se crea. Porque no es lo mismo estar detrás que delante ¿Verdad?.

Aún sin ser modelo Marina ayudó en todo lo que pudo haciendo las cosas muy fácil. Antes de este tipo de sesiones siempre es bueno preguntar sobre zonas del cuerpo que no le gusten para no sacar zonas donde ella se sienta incómoda. Así, sabiendo qué hacer y que no hacer es más fácil preparar la sesión ya que te puedes imaginar que tipos de fotos puedes hacer y cuales no. También es bueno enseñar los resultados de vez en cuando para ella vaya viendo cómo van saliendo y así ella se va animando al ver que el resultado es bueno.

Marina bodouir-1-2

Elegí el blanco y negro en la post-producción porque le pone dramatismo y ayuda a que el ambiente que creamos se hiciera notar. 

Las fotografías están realizadas en un hotel en el barrio de Triana. 

Una sesión diferente, una sesión donde el resultado lo dice todo. Sensualidad, atrevimiento y conquista.

¿Te atreverías a una sesión así?

Marina bodouir-1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *