Cuando una foto se convierte en un escenario.

Antonio Gala decía que los sevillanos pensamos que Sevilla es la ciudad más bonita del mundo, y que lo peor es que seguramente tuviéramos razón. 

Y es así.

Que no suene egocéntrico, que no. Que no suene a prepotencia. Pero es que cualquier persona que visita Sevilla sale abrumado de la cantidad de lugares mágicos que tiene la ciudad.

En mi experiencia trabajando en hoteles conocí muchas vivencias, situaciones, experiencias que me hizo llegar a esta conclusión. 

De hecho el otro día paseando por el centro una mujer con una cámara de fotos en las manos a los pies de la Giralda sólo sabia decir: “Y es que es preciosa, es que de verdad que bonita es…” 

Y no era sevillana.

Sevilla tiene algo especial, tiene una esencia que hace que cada corazón de la persona que nos visita palpite de una forma especial al pasear por la judería, por la Giralda o por los callejones. Sólo hay que pasear por la ciudad para comprobarlo. Conozco personas que un viaje a Sevilla les ha hecho enamorarse de ella, les ha hecho cambiar de vida y volverse un sevillano más. Conozco a personas que se han descubierto a sí mismas y han llegado a decir: “Quiero vivir en esta ciudad”. Conozco a personas que se han empapado de la mágica atmósfera de su gente y han encontrado el amor o incluso llegar a reencontrarse ellos mismos.

Y señores esto es SEVILLA. 

Un ESCENARIO compuesto de miles de experiencias de su gente que consiguen brotar desde el corazón un agradable perfume a Azahar llamado Sevilla. Porque Sevilla es eso. Es un perfume de su gente, de sus rincones y de sus vivencias.

Y como ESCENARIO que es, en el Hotel Ayre pensaron porqué no hacían que las personas que nos visitan se empapen de esta Sevilla desde el desayuno creando un escenario mágico en su mismo buffet. Y para eligieron una fotografía mía, una o 10 juntas. 

El director del hotel, Jacobo Lope, me pidió una panorámica de nuestra Plaza de España, uno de los mayores escenarios posibles para crear una experiencia única al cliente.

Os presento la fotografía resultante de unir unas 16 fotografías en Photoshop para crear esta escena mágica.

Plaza de España. Sevilla

Plaza de España. Sevilla

La fotografía está tomada a las 17h de una tarde de Mayo en Plaza de España. La calor ya acechaba y aproveche esa tesitura para realizar la fotografía, ya que la mayoría de los turistas estaban en los soportales de la plaza.

Las nubes le dan un toque dramático a la escena, ya que un cielo totalmente despejado hubiera quedado bastante “soso” para una fotografía así. 

Ahora os detallo la postproducción. 

La fotografía está tomada por varias fotografías (unas 16) y montada en Photoshop. Esto da como resultado una imagen como esta.

Panorámica sin montar.

Panorámica sin montar.

Esta fotografía es el resultado de montar las fotografías en Photoshop con los archivos originales. Ahora sólo habría que ajustar el tamaño que desean siempre y cuando esté dentro de los límites de la foto. El hotel me pidió una fotografía a tamaño 626 x 296 cm. Es el ancho de una pared colocado en el salón Plaza Nueva del hotel Ayre Sevilla. En estos casos se trabaja a la mitad de tamaño para que no sea tan pesado el archivo (la extensión del archivo a estos tamaños cambia, en este caso era “panoramica.psb” ) y con una resolución de 200 ppp es suficiente para impresión a gran escala.

Fotografía recortada con el tamaño adecuado.

Fotografía recortada con el tamaño adecuado.

Ahora sólo quedaba darle el retoque adecuado. Y esto no era fácil. Había que seleccionar el cielo para potenciarlo, la plaza para ajustar la luminosidad y también seleccioné la fuente porque se perdía algo de detalle. Esta es la pantalla de Photoshop del archivo acabado.

 

Pantalla Photoshop

La primera capa selecciona el cielo. Ajusté los niveles para dramatizarlo y conseguí un cielo atractivo para acompañar a la espectacularidad de la plaza.

La segunda capa es la luminosidad de la plaza para ajustar los niveles.

Y la tercera capa es la fuente.

La fotografía resultante es espectacular. Un gran trabajo y sobre todo la verla a gran tamaño. Muchas gracias al hotel Ayre Sevilla por confiar en mi trabajo. 

Y recordar.

“Lo malo no es que los sevillanos piensen que tienen la ciudad más bonita del mundo… Lo peor es que pueden que tengan hasta razón”. Antonio Gala

Panoramica Hotel Ayre-1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *