Día 3

Día 3-6

Una tarde cualquiera en casa de unos abuelos con el pequeño…

De repente se escucha un “TITOOOOOOOOO!!!!!” ese tito se refiere a mí y me hace un “bbbrrrrrrrr”. Él es el más feliz del mundo con un coche entre manos. Se dedica a tirarlos, “aparcarlos”, ordenarlos… pero él es feliz y yo jugando con él más todavía. Dicen que un niño cambia la vida a los padres pero de los demás no dice nada… ¡¡¡¡cambian una FAMILIA completa!!!!

Definitivamente se acabó la tranquilidad en casa de los abuelos, pero que bendita locura ¿Verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *