Día 3-6

Una tarde cualquiera en casa de unos abuelos con el pequeño…

De repente se escucha un “TITOOOOOOOOO!!!!!” ese tito se refiere a mí y me hace un “bbbrrrrrrrr”. Él es el más feliz del mundo con un coche entre manos. Se dedica a tirarlos, “aparcarlos”, ordenarlos… pero él es feliz y yo jugando con él más todavía. Dicen que un niño cambia la vida a los padres pero de los demás no dice nada… ¡¡¡¡cambian una FAMILIA completa!!!!

Definitivamente se acabó la tranquilidad en casa de los abuelos, pero que bendita locura ¿Verdad?