Día 10

Día 10

Las cosas más habituales pueden ser bonitas. ¿o no?

Esto es el techo de mi ascensor.

Pueden ser balones, pueden ser gotas de lluvia, pueden ser globos aerostáticos rayando el cielo, pueden ser miradas sorprendidas, pueden ser los agujeros de un queso taladrado por ratones, pueden ser planetas…

Pero no, es el techo de mi ascensor…

La imaginación, esa actividad tan creativa, sana y tan cautivadora que nos puede hacer hasta volar en un otro mundo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *