Día 11

Día 11

A veces la vida es injusta, o no. 

No sabemos la cantidad de gente que vive en la calle, que duerme en la calle, que se asea en la calle… y mucha gente los mira con desprecio.

Cierto es que no podemos saber las historias de todos los que están en la calle. Es verdad que no sabemos todo lo que les ha ocurrido a estas personas que vemos en la calle pidiendo dinero para subsistir

No sabemos nada. 

Pero tampoco ponemos remedio. 

Menos mal que existen sitios como estos. Sitios donde las personas que de verdad quieren cambiar su vida, quieren pasar página y entrar de nuevo a una vida sociable y “normal” tienen un lugar a donde acudir.

Comida, un techo, una cama y muchas personas que trabajan ayudando a estas personas que, más pronto que tarde, pasarán a dormir en su propia casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *