Día 14

Cualquier bar, cualquier sitio, cualquier asiento…

Una cachimba, una copa, un refresco, agua… todo vale porque lo importante no es la herramienta, sino la compañía y experiencia.

Pasar un rato agradable y convertir la tarde en una fuente de ideas y de ilusiones…

¿o no?