Día 29

Día 29

Dulce resaca.

La resaca de 4 días fantásticos que todavía son difíciles de asimilar. Todo perfecto. Todo lo que necesitaba en el momento que más necesitaba.

Porque aunque muchas veces crean desde fuera que no, desde dentro hay una perspectiva que dice que si, y ese si al final se vuelve tan decisivo que si llegas a hacer caso al no te hubieras arrepentido toda tu vida.

Disfruta, mira por ti y haz lo que creas. Lo fácil es decir que no lo hagas, lo difícil el hacerlo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *