La boda de Cris y Alfon, una boda en blanco y negro

Cris y Alfon se casaron antes de verano. Esta pareja joven se enlazaron en matrimonio en la Iglesia de Santa Cruz, en el centro de la ciudad. Antes, IMFotógrafo estuvo en casa de la novia momentos antes de salir hacia la iglesia. En este caso, con la novia ya vestida, estuvimos realizando algunas poses en la espectacular casa que tiene la abuela de la novia en Triana, junto con algunas fotografías a los anillos. 

Los momentos previos a la salida siempre son de nerviosismo, y más con la puesta del velo a la novia, quizás el último detalle antes de partir hacia la iglesia. Todos estaban pendientes de Cristina, una novia preciosa a la cual le esperaba un día lleno de emociones y sobre todo de disfrute.

Foto: Ismael Molina

La llegada a la iglesia fue espectacular. La iglesia, en pleno centro de Sevilla, le daba a la boda un toque clásico a la ceremonia, ahora que se lleva tanto la boda civil.

Mucha gente esperando a la novia como antaño, en la puerta de la iglesia. Una imagen como la que ven arriba es el reflejo de lo que puede ser empezar de la forma más bonita posible una ceremonia. Cris, una novia guapísima, iba entrando en la iglesia con Alfon, nervioso, esperándola con impaciencia en el altar. 

Foto: Ismael Molina

La ceremonia pasó sin problemas. Una ceremonia solemne y bonita. Después de las fotos protocolarias en el altar con algo de prisa, ya que íbamos retrasados, la salida de los novios de la iglesia fue un momento, como habitualmente pasa, de euforia.

Muchas veces el arroz crea una alfombra muy curiosa en donde menos te lo esperes… soy de los que intento fijarme en cualquier detalle que haya en el entorno después de tirar el arroz y es posible sacar cosas como esta.

Esta boda tuvo, para mi gusto, una curiosidad muy bonita. Normalmente los invitados llegan antes al convite para luego, de la forma más bonita posible, los novios entran en el convite. En esta fue al contrario. Los novios fueron recibiendo uno a uno a los invitados para que pasaran a empezar el almuerzo, un detalle para mi gusto, precioso.

Después de disfrutar con un poco de fotografía social, nos tocaba inmortalizar la entrada de los novios. El comienzo del fin de la boda. 

Aunque quedaba mucha tarde todavía…

Una boda bonita, sencilla y divertida. Una boda en la que el equipo de IMFotógrafos volvió a disfrutar de unos momentos únicos e imborrables para Cris y Alfon a los cuales desde aquí les damos la enhorabuena y las gracias por darnos tantas facilidades como nos dieron ellos.

¡Un saludo y hasta la próxima! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *